En Antiaging, Medicina Estética

Las arrugas en el rostro suelen ser el motivo de consulta más frecuente en las consultas de medicina estética. Además, nuestra experiencia nos dice que suele ser el problema estético, a la vez, más complicado y sencillo de tratar: complicado porque cada paciente es una situación distinta con unos gustos distintos; pero, a la vez, sencillo de solucionar si se posee, como en nuestro caso, una dilatada experiencia y unos probados protocolos que simplifican, en gran medida, estas alteraciones estéticas.

Clásicamente los tratamientos suelen separarse, anatómicamente, en dos regiones:

1.- Tercio superior de la cara (o región del “antifaz”), que abarca las arrugas que aparecen en la frente, la glabela (o entrecejo) y el ángulo externo del ojo (o patas de gallo).

2.- Los dos tercios inferiores de la cara, incluiría las regiones peribucales (surcos nasogenianos, líneas de marioneta y código de barras) y la región de las mejillas.

En cada una de estas regiones anatómicas podremos encontrar varios tipos de arrugas:

  • La mayoría de las veces se tratará de arrugas de expresión, que aparecerán tanto cuando paciente gesticula como cuando la musculatura facial se encuentra en reposo.
  • Otras veces se tratará de arrugas más finas, con una distribución más dispersa a nivel facial, sobre las que se deberá aplicar protocolos más generales para mejorar el aspecto cutáneo de forma más global.
  • Incluso podremos encontrarnos con arrugas con origen cicatricial, sobre las que habrá que aplicar protocolos más específicos o una combinación de varios de ellos para su tratamiento.

Todos estos escenarios estéticos repetimos, son relativamente sencillos de solucionar, si se dispone de una dilatada experiencia, de una formación permanente y, sobre todo, si se aplica el sentido común. ¿Para qué esto último? Para obtener resultados estéticamente óptimos y discretos, con apariencia completamente natural.

Es muy sencillo aplicar el tratamiento correcto a cada situación si se conoce tanto la anatomía de la región afectada como la causa y el mecanismo que están produciendo esas arrugas y, por supuesto, el abanico de protocolos disponible para cada situación concreta.

 

Dr. José Antonio Robles Laguna

Clínica Biyô, Dr. J. Salvador


>> Infórmate aquí sin compromiso <<

Entradas recomendadas

Empiece a escribir y pulse enter

Abrir chat
1
Hola, ¿te puedo ayudar?
Powered by