Slide thumbnail

Abdomen y Muslos

Lower Body Lift

LOWER BODY LIFT

El lower body lift es un procedimiento quirúrgico destinado a eliminar el exceso de piel y grasa que queda después de la pérdida de peso en el abdomen y la región superior del muslo, con el objetivo de conseguir un levantamiento de todas estas estructuras descolgadas tras la pérdida de la elasticidad cutánea.

En el procedimiento de lower body lift se realizan técnicas de resección de piel y grasa, liposucción, sutura muscular y transferencias de grasa, para conseguir el resultado más estético y escultural de la zona abdominal y de la parte superior de los muslos.

Preparación

La planificación de la cirugía de “lower body lift” es clave para obtener los beneficios buscados; la pérdida de peso debe haberse producido con un mínimo de 6 meses de anterioridad a la cirugía y permanecer estable. El IMC (cantidad de grasa en el cuerpo en relación al peso y la altura de la persona) ideal para ser un buen candidato a esta cirugía se cifra en torno al 25-30%.

Anestesia

Normalmente se realiza bajo anestesia general, requiriendo un ingreso hospitalario de 48 a 72 h.

Técnica

La técnica combina una dermolipectomía circunferencial alrededor de toda la cintura corporal (una especie de abdominoplastia extendida hacia la parte posterior del cuerpo de forma que da la vuelta completa a la cintura) con la lipoescultura de las zonas con acúmulos grasos localizados.

Frecuentemente suele asociarse con un segundo procedimiento quirúrgico a nivel de brazos o muslos para realizar un lifting cutáneo en los mismos y eliminar tejido descolgado que se observa en ellos tras las pérdidas masivas de peso.

Una tercera opción de asociación quirúrgica suele ser el pecho; la caída de la mama y la necesidad de realizar una mastopexia para corregir esta circunstancia pueden tener que llevar a la decisión de asociar esta cirugía al body lift o bien considerarla en un segundo o tercer procedimiento.

Postoperatorio

La mayoría pasará dos noches en el hospital o en un centro quirúrgico. Si la evolución ha sido satisfactoria, el/la paciente abandonará el hospital con una faja compresiva y con los drenajes aspirativos que serán retirados aproximadamente de siete a diez días después de la cirugía.

Durante los primeros 4 días se aconseja descanso en cama y pequeños paseos por el domicilio.  Tras estos 4 días se realiza una primera cura en consulta y se instruye a la paciente a dar pequeños paseos fuera del domicilio. Existirá inflamación y retención de líquidos por lo que es muy favorable comenzar con la técnica del drenaje linfático manual para acelerar la recuperación de los tejidos.

En la mayoría de los casos se utilizan suturas reabsorbibles por lo que no es necesario su retirada tras la cirugía.

El ejercicio ligero se reanuda aproximadamente dos semanas después de la cirugía y el ejercicio más vigoroso se reanuda a las cuatro a seis semanas.

Si quiere mejorar el aspecto de su abdomen o muslos o si tiene cualquier consulta en relación con la técnica del body lifting, no dude en concertar una visita sin compromiso o en consultarnos.
Recuerde que le podemos atender en Alicante o Denia.

Empiece a escribir y pulse enter