Últimas técnicas

Reconstrucción mamaria

Reconstrucción mamaria con Expansor Tisular

La reconstrucción mamaria con expanson tisular es una intervención destinada a devolver la mama a su estado natural. Normalmente está indicada en pacientes que han sufrido intervenciones de mastectomía por cáncer mamario.

El concepto ideal sería devolver a la mama su forma y volumen natural, incluida la areola y el pezón mamario. Para conseguir este propósito disponemos de múltiples técnicas, siendo desde las mas sencillas hasta las mas sofisticadas, la reconstrucción con implantes, con colgajos de tejido propio o con cirugía microvascular.

La reconstrucción con expansores consiste en conseguir una reconstrucción en dos tiempos, indicada fundamentalmente en pacientes que no han sido irradiadas con radioterapia ni pre ni postoperatoriamente, ya que este tipo de tratamiento conlleva una gran pérdida de la elasticidad cutánea que dificulta la expansión y conlleva a gran número de fracasos con la técnica.

El objetivo de esta técnica es conseguir una mama de aspecto natural y que guarde una buena simetría con la mama contralateral, por lo que en muchos procesos, en el segundo tiempo quirúrgico se valora la posibilidad de reducir, elevar o aumentar la mama contralateral para simetrizar.

En un primer tiempo quirúrgico se introducirá subpectoralmente una prótesis expansora. Dicho expansor presenta la característica de ser bidimensional, es decir expande tanto en anchura-altura como en proyección y existen actualmente expansores con un gran abanico de medidas y proyecciones cada vez más intensas, que solucionan el antiguo problema de la falta de proyección mamaria que se obtenía con estas técnicas.

El proceso de expansión comienza en unos 20 días, después de comprobar que la cicatrización ha sido correcta y haber retirado las suturas quirúrgicas. La expansión rápida conlleva citar a la paciente a consulta cada 10-15 días para ir rellenando el expansor con suero salino hasta alcanzar el volumen máximo o con un ligero sobrerrellenado.

El segundo tiempo quirúrgico se destina al recambio del expansor por una prótesis definitiva, que ha sido previamente elegida por el cirujano de acuerdo a las medidas y valoraciones tomadas de antemano. Normalmente se utilizan implantes anatómicos por ofrecer resultados más naturales. Este mismo tiempo quirúrgico puede usarse para simetrizar la otra mama con alguna técnica de reducción-pexia o bien aumento mamario.

El tercer y último tiempo quirúrgico de la reconstrucción mamaria expansor tisular, se destina al complejo areola-pezón. Se suele realizar con una técnica de anestesia local y lo más común es emplear los propios tejidos cutáneos locales para reconstruir un pezón más un tatuaje semipermanente para la areola, pero pueden usarse también injertos de piel laminar o completa tomados de la ingle, o bien utilizar el pezón contralateral para obtener un injerto del mismo e implantarlo en la mama reconstruida.

Reconstrucción mamaria con Músculo Dorsal ancho

La reconstrucción mamaria con músculo dorsal ancho (latissimus dorsi) es una técnica de reconstrucción clasificada dentro de las técnicas que usan tejidos propios.

Para restaurar la normalidad en la mama después de una mastectomía se utiliza la piel de la espalda a la altura de la escápula y como vehículo de soporte vascular, el músculo por debajo de la misma, el dorsal ancho. Es una técnica indicada en pacientes que han sido sometidas a radioterapia y presentan una deficiencia cutánea en la zona mamaria además de falta de elasticidad de la misma.

Ya que el uso de este colgajo no permite obtener una cantidad de volumen suficiente para simetrizar con la mama contralateral, en la mayoría de los casos suele usarse simultáneamente una prótesis de relleno submuscularmente.

También debe valorarse la mama contralateral, la cual podrá ser remodelada con una pexia, un aumento o una reducción según el caso.

Esta técnica obtiene muy buenos resultados a pesar de que la piel de la espalda tiene características diferentes a la piel del tórax en cuanto a grosor, textura y color. En la espalda queda una cicatriz amplia que puede seguir la línea del sujetador o bien ser descendente por el borde más lateral del músculo dorsal.

Reconstrucción mamaria DIEP

La reconstrucción mamaria DIEP  está clasificada dentro del grupo de reconstrucciones con tejidos autólogos, es decir tejidos propios.

En ella, se usa la grasa y la piel del abdomen para reconstruir una mama, siendo estos tejidos los más parecidos en color, textura y consistencia a los de una mama natural. Es por tanto el método de reconstrucción mamaria más natural y que aporta mejores resultados, aunque tiene el inconveniente de que requiere una cirugía microvascular, por lo que no representa una intervención habitual en los hospitales y requiere de centros especializados en reconstrucción microquirúrgica.

La reconstrucción mamaria DIEP debe prepararse concienzudamente en la consulta mediante un exhaustivo estudio de la paciente y de sus necesidades. Se valorará la forma de la mama a reconstruir, su volumen y su proyección, para lo cual no ayudará la mama contralateral, y se valorará si la zona donante abdominal es apta para realizar este colgajo, ya que la paciente ideal debe presentar cierta cantidad de grasa en la zona abdominal baja. Como estudios preoperatorios se han ido protocolizando los estudios de ecografía-doppler y el angioTAC para localizar los vasos perforantes y receptores más adecuados para la reconstrucción.

La reconstrucción mamaria DIEP puede estar contraindicada en pacientes con cirugías abdominales previas, que por presentar cicatrices puedan tener comprometidos los pedículos vasculares del colgajo; esto es común en pacientes con laparoscopias previas, cesáreas grandes, colecistectomías, abdominoplastias, etc. También puede estar contraindicada en pacientes fumadoras o bien obligar a suspender el tabaco durante los 6 meses previos.

La reconstrucción mamaria DIEP consiste en levantar todo el tejido graso abdominal y la piel de la porción comprendida entre el ombligo y el pubis y trasladarlo a la zona mamaria. Este tejido se levantará con un pedículo vascular arterial y venoso (o varios) que conectados a los vasos torácicos aseguraran el flujo sanguíneo del colgajo.

Una vez trasladado el colgajo a la zona torácica, el cirujano debe orientarlo y darle la forma adecuada para simular una mama. En ese momento se sutura y se cierra la herida. En la zona abdominal se respeta el músculo recto abdominal y sus nervios motores, lo que a diferencia de otras técnicas como el TRAM, evita la aparición de las temidas complicaciones de eventraciones y hernias postquirúrgicas.

El cierre se realiza como una abdominoplastia por lo que ayuda a la corrección estética del abdomen.

En cuanto al comportamiento del colgajo abdominal, si la paciente sufre episodios de aumento o disminución de peso, el colgajo evolucionará de forma similar a la mama contralateral, por tanto se trata de un tipo de reconstrucción con resultados muy naturales y duraderos, integrándose el colgajo en la anatomía de la mujer de forma perfecta.

Anestesia

La anestesia es general en el caso de las reconstrucciones de mama, salvo la reconstrucción de areola-pezón que se realiza con anestesia local.

Duración de la Cirugía - Postoperatorio

Es variable en función del método, siendo la cirugía de reconstrucción con expansores una cirugía de unos 45 minutos en ambos tiempos. La estancia hospitalaria habitualmente es de 24 h. La recuperación es rápida, siendo el postoperatorio con algo de molestias o con tensión en la zona mamaria durante los primeros 5-6 días.

Para el colgajo dorsal suelen emplearse dos horas de cirugía y una estancia hospitalaria de 48 h. El postoperatorio evoluciona más lentamente en el transcurso de 2 semanas con dolor en la zona de la espalda que se controla con analgésicos habituales. Puede aparecer seroma en la zona posterior que a veces es necesario evacuar.

La reconstrucción con colgajo DIEP al ser más sofisticada necesita unas 4-6 horas de tiempo quirúrgico y unos 3-4 días de control hospitalario. El postoperatorio provoca molestias y tirantez en la zona abdominal y dolor no muy intenso en la zona mamaria. La recuperación completa puede alargarse unas 3 semanas.

Preguntas más frecuentes sobre la técnica de la reconstrucción mamaria con expansor tisular

¿Existen otras técnicas para reconstruir una mama?

Si, existen numerosas técnicas, pudiendo dividirlas en dos grandes grupos, las que usan implantes mamarios y las que usan tejidos propios como el músculo dorsal ancho o el músculo recto abdominal.

¿Cuándo es mejor llevar a cabo la reconstrucción con expansor?

Hasta hace pocos años los oncólogos aconsejaban a las pacientes mastectomizadas esperar durante al menos 5 años (intervalo libre de enfermedad) para plantearse una reconstrucción mamaria. Ahora, debido a las mejoras en los medios diagnósticos, la reconstrucción mamaria se realiza cada vez más precozmente, incluso pudiendo, en según que casos, realizarse simultánea a la mastectomía. En esta variante de reconstrucción inmediata, la paciente se evita el sufrimiento de verse el cuerpo mutilado con la mastectomía, lo que redunda en una mejor recuperación psicológica posterior al cáncer mamario.

Preguntas más frecuentes sobre la técnica de la reconstrucción mamaria con músculo dorsal

¿Cuanto tiempo se necesita para volver a la actividad normal?

Después de la intervención suele haber dolor en la zona intervenida y limitación funcional para mover el brazo de ese lado. En unos 10-12 días la sintomatología mejora y las pacientes al cabo de 2-3 semanas son capaces de realizar las tareas cotidianas de la vida.

Respecto al ejercicio físico o esfuerzo muscular hay que señalar que puede requerir un periodo de tiempo más largo o incluso quedar un pequeño déficit de fuerza muscular en la zona para practicar deportes como la escalada, esquí de fondo, natación, etc.

¿Puede realizarse sin implante esta intervención?

Como reconstrucción en una mastectomía completa es muy difícil no tener que usar implante, porque el volumen aportado por el músculo y la piel suele ser insuficiente. En caso de cuadrantectomías o tumorectomías si es posible usar un pequeño colgajo dorsal como único medio de reconstrucción sin implante.

¿Estéticamente es aceptable la cirugía?

Los resultados estéticos son muy buenos en cuanto a la reconstrucción de la mama. Las cicatrices en la espalda producen una secuela importante que la paciente debe aceptar antes de someterse a este tipo de intervención. La diferencia de grosor y color en la piel de la mama reconstruida y el hecho de tener que utilizar un implante de silicona, son consideraciones que las pacientes deben tener presentes.

Preguntas más frecuentes sobre la técnica de la reconstrucción mamaria DIEP

¿Existen muchas complicaciones?

Las complicaciones más frecuentes pueden ser las pérdidas parciales del colgajo por necrosis debido a una mala planificación del colgajo y una mala selección de la paciente. También pueden producirse neumotórax, asimetrías mamarias, cicatrices hipertróficas, embolias pulmonares, etc.

¿Es posible realizar una reconstrucción simultánea en las dos mamas?

Dependerá de la cantidad de tejido abdominal donante, pero es posible realizar una reconstrucción doble al mismo tiempo.

¿Es un método más adecuado que la reconstrucción con implantes?

Los métodos de reconstrucción con tejidos propios presentan las ventajas de ser más naturales y evitar los inconvenientes del uso de implantes mamarios. También es frecuente el recambio de implantes mamarios por colgajos de tejidos abdominales en pacientes reconstruidas hace años. La reconstrucción con implantes no tiene porqué ser para toda la vida y su sustitución por estos colgajos es el paso más adecuado.

Si quiere mejorar el aspecto de sus mamas o si tiene cualquier consulta en relación con la técnica de la reconstrucción mamaria, no dude en concertar una visita sin compromiso o en consultarnos.
Recuerde que le podemos atender en Alicante o Denia.

Empiece a escribir y pulse enter