En Cirugía estética

En este post nos gustaría haceros un breve resumen de cómo es la secuencia de acontecimientos en una cirugía de abdominoplastia.

Paciente típica

La paciente que solicita una abdominoplastia, es decir la cirugía destinada a conseguir un vientre plano, acude a la consulta bien porque su abdomen es fláccido aunque no acumule exceso de grasa (es lo común en pacientes delgadas después de algún embarazo) o bien porque presentan abdómenes globulosos, faldones abdominales grasos y descolgamiento de los mismos sobre la zona del pubis.

En los primeros casos puede haber una separación de los músculos rectos abdominales lo que incrementa la sensación de barriga redonda, pero es raro que la paciente presente depósito de grasa que requieran de liposucción para su eliminación.

Las pacientes con más sobrepeso presentan acúmulos grasos que les resultan molestos por el peso, descolgamiento sobre el pubis, eccemas en los pliegues y sufren la falta de poder usar ropa sin faja, y en casos más avanzados, por el dolor lumbar al soportar el peso en la zona delantera. En estos casos se asocia una liposucción para adelgazar el pliegue graso.

En la consulta, primera visita

En la primera consulta el cirujano plástico valorará el tipo de abdomen al que se enfrenta y determinará junto a la paciente el mejor de los tratamientos para conseguir el resultado más favorable y siempre con expectativas reales.

Será importante valorar si existen hernias o eventraciones abdominales asociadas que puede que tengan que ser solucionadas simultáneamente. Se valorará la calidad de la piel, la cantidad y distribución de las estrías cutáneas. Debe tenerse en cuenta el descolgamiento de la región del pubis, muy frecuente en grandes abdómenes y que deberá ser corregido en el procedimiento de abdominoplastia.

También es muy importante conocer cuál es la ropa interior que usa la mujer para valorar que el resultado de la cicatriz de abdominoplastia final tenga que permanecer oculta con la ropa interior.

Los abdómenes mas grandes y con mayor descolgamiento que vienen a la consulta proceden de pacientes intervenidas de by-pass gástrico con pérdidas masivas de peso.

En alguno de estos casos la piel fláccida y descolgada se prolonga hacia la zona de flancos y de la zona lumbar, por lo que muchos de ellos acaban necesitando un tratamiento de abdominoplastia circunferencial, es decir, alrededor de todo el tronco, por delante y por detrás. Es la conocida cirugía de Body lift.

Aunque en menor porcentaje, también es una cirugía demandada por el sexo masculino con los mismos fines.

En esta visita es importante que la paciente vea fotografías de resultados de otros casos para hacerse una idea de lo que la cirugía puede conseguir y de como son las cicatrices resultantes.

El preoperatorio

Una vez asesorada la paciente, se le indicará que para poner la cirugía en marcha debe realizar unos estudios preoperatorios de analítica sanguínea, electrocardiograma y radiología de tórax y acudir a una cita preanestésica.

Finalmente, a la paciente se le proporciona un presupuesto detallado de la intervención y se le ofrecen las distintas posibilidades de pago o financiación.

Caso real de abdominoplastia (antes)

Caso real de abdominoplastia (antes)

Segunda visita

En la segunda visita a la clínica, la paciente ha realizado las pruebas preoperatorias y ha tenido la entrevista preanestésica. Ahora se resuelven las posibles dudas que puedan quedar y se busca una fecha para la intervención quirúrgica.

Al finalizar esta segunda visita, la paciente debe disponer de una fecha de intervención, de un consentimiento informado, de las instrucciones previas a la cirugía y de la medicación que debe tener preparada para el postoperatorio ya en casa. En esta visita se decide el método de financiación y forma de pago.

Evidentemente pueden surgir dudas antes de la cirugía y las pacientes pueden llamar a la consulta al teléfono de atención al paciente tantas veces necesiten para aclararlas. Disponemos de personal encargado para solucionar todas estas dudas; en el caso de que la duda requiera la opinión del doctor, se le ofrecerá una nueva visita médica para valorarla.

El día de la intervención

Llegada a la clínica

El día de la intervención, la paciente acudirá a la clínica a la hora señalada y con las instrucciones que se le han proporcionado en consulta; la más importante son las ayunas de 6 horas. Debe dirigirse a recepción para rellenar la hoja de ingreso y entregar la documentación facilitada. Entonces es acompañada a la habitación, donde verá al doctor antes de comenzar la cirugía.

La cirugía y la hospitalización

Suele tratarse de una cirugía de una o dos noches de hospitalización. Una vez que se consigue  que la paciente haya tolerado la dieta, puede levantarse de la cama sin sufrir mareo y tiene un buen control del dolor, el propio doctor le dará el alta hospitalaria y podrá trasladarse a su domicilio.

Salida del hospital

La salida del hospital es con un vendaje ligero y una faja abdominal de compresión que la paciente traerá previamente en el ingreso hospitalario. Los drenajes aspirativos para evacuar las posibles colecciones de sangre debajo de los tejidos, suelen ser retirados antes del alta hospitalaria.

El postoperatorio

La paciente debe tomar la medicación que se le ha señalado y evitar los esfuerzos.  Es normal que noté mucha tirantez abdominal que le obligará a ir ligeramente encorvada hacia delante los primeros 4-6 días. Se les suele comentar con en caso de tener tos o ganas de vomitar, pongan las manos sobre el abdomen con el fin de evitar la distensión brusca con el golpe de tos que suele provocar dolor agudo en la zona abdominal baja.

En las grandes abdominoplastias, con exéresis de grandes cantidades de tejido graso y cutáneo, es normal encontrarse cansada, como con falta de gasolina para realizar los desplazamientos básicos, incluso con algún pequeño mareo, falta de apetito y sensación de estar muy hinchada. Es debido a la pequeña anemia que se produce por la pérdida sanguínea durante la cirugía y que se va normalizando en las semanas posteriores. En algunos casos ayudamos con tratamientos de hierro para mejorar esta sintomatología.

Será llamada por teléfono desde atención al paciente los primeros días para comprobar si su evolución es normal y será visitada en consulta para la primera cura a los 3-4 días del alta hospitalaria. En esta consulta se retirará el vendaje, se realizará una primera cura y se colocará la faja abdominal de nuevo y que deberá llevar día y noche durante el primer mes postoperatorio.

En esta fase, es posible realizar ya una ducha completa y la curación de las heridas con betadine en casa. El control de las molestias es mucho mejor en esta fase.

Muchas pacientes preguntan si podrán subir escaleras en esta fase. Será posible siempre que no se trata de escalones muy altos y no mas de 2-3 pisos, lo que provocaría demasiada fatiga. Es cierto que las abdominoplastias con muy escasa resección de grasa, presentan muy pocos de estos síntomas; lo más destacado suele ser la tirantez comentada anteriormente.

Recomendamos realizar drenaje linfático manual dos veces por semana desde este momento. Este masaje es antiinflamatorio y proporciona confort a la paciente. Normalmente se prescriben 8-10 sesiones.

Caso real  de abdominoplastia (después)

Caso real de abdominoplastia (después)

Seguimiento

Al finalizar los 14 días se retiran los puntos. La paciente comenzará a usar aceite de rosa mosqueta para ir mejorando el aspecto de las cicatrices y deberá continuar con la faja abdominal hasta los 30 días de la intervención. Deberá continuar con los drenajes linfáticos. Este es el momento donde se le indica que puede comenzar a realizar actividades de la vida diaria, pero deberá evitar el ejercicio hasta el segundo mes de la cirugía.

En un postoperatorio normal, realizaremos una visita de seguimiento al mes de la cirugía para evaluar la evolución, ver los tejidos desinflamados y retirar la faja, finalizar los drenajes linfáticos y comenzar la actividad deportiva moderada.

En nuestro protocolo de seguimiento se cita a la paciente a los 3, 6 y 12 meses de la cirugía. En estas consultas se busca la valoración más a largo plazo del resultado obtenido y de la calidad de la cicatrización. En algunos casos, son estas las visitas que indicarán si merece la pena corregir una pequeña cicatriz, utilizando algún tipo de láser para mejorarlas o bien un retoque quirúrgico. También se valorará la flaccidez de la piel por si fuese necesario aplicar algún tipo de tratamiento como la radiofrecuencia para retensar la piel y mejorar la flaccidez.

Si quieres ver casos reales antes y después de la intervención de abdominoplastia, pincha aquí.


Dr. José Salvador
Medicina Estética y Antiaging
Clínica Biyô
Quirónsalud Alicante-Torrevieja

>> PIDE UNA CITA aquí sin compromiso <<

Entradas recomendadas

Empiece a escribir y pulse enter

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué te puedo ayudar?
Powered by