rellenos faciales Alicante Denia.jpg

Toxina botulínica para arrugas de expresión

Así como el relleno de ácido hialurónico es el tratamiento de elección para el tratamiento de arrugas de expresión en la mitad inferior de las regiones faciales, el botox (o toxina botulínica) lo es para las regiones de la mitad superior de la cara.

La disposición de los músculos de la mímica facial (músculos frontales, corrugadores, prócer y orbiculares delos ojos) es la ideal para la aplicación de este tratamiento.

El tratamiento es muy sencillo y se realiza sin que el paciente necesite una preparación previa a la sesión. La duración de la sesión es de unos 15-20 minutos y los efectos comienzan a ser visibles a partir del día 3-4 después de la sesión.

Como única complicación del tratamiento se puede hablar de la aparición casual de algún microhematoma en alguno de los puntos de inyección y los únicos cuidados que necesita el paciente en el periodo del postratamiento inmediato son el no frotar las zonas tratadas y evitar el calor local en esas mismas zonas durante los 5-6 días posteriores al tratamiento.

La duración de los efectos del tratamiento suele situarse entre los 6-8 meses, siendo necesarias las siguientes sesiones con cadencia anual, aproximadamente, a medida que el efecto de la toxina va disminuyendo con el tiempo.

Toxina botulínica para hiperhidrosis

La hiperhidrosis o hipersudoración en zonas específicas de nuestro cuerpo (axilas, frente, palmas de las manos, etc.) es, para muchas personas, un problema social de importancia.

Dicha hiperhidrosis se produce en estas personas por una hiperactividad de su sistema nervioso vegetativo o autónomo, el que se encarga del control de funciones involuntarias y de la inervación de los órganos internos de nuestro cuerpo.

La región más habitualmente afectada es la región axilar y su tratamiento es muy sencillo, puesto que no requiere de preparación previa a la sesión por parte del paciente.

El tratamiento consiste en la inyección superficial de toxina botulínica en la región afectada y la técnica se suele realizar en unos 30-40 minutos como máximo.

Los efectos comienzan a ser visibles a los 6-7 días de la sesión de tratamiento y suelen mantenerse a lo largo de entre 6 y 9 meses, mejorando el problema social del paciente de forma radical.

Es la solución perfecta para aquellas personas que no quieren pasar por un quirófano y un postoperatorio para resolver este problema y su efectividad está asegurada.

Si quiere mejorar el aspecto de su rostro o si tiene cualquier consulta en relación con la toxina botulínica o botox, no dude en concertar una visita sin compromiso o en consultarnos.
Recuerde que le podemos atender en Alicante o Denia.

Empiece a escribir y pulse enter