de aumento

Mamoplastia

Mamoplastia Alicante Denia

Aumento de mamas. Mamoplastia de aumento.

La mamoplastia de aumento (aumento de mamas) es una técnica de cirugía  que intenta mejorar la forma y el volumen del pecho femenino.

Normalmente está indicada en mujeres cuyo pecho no se ha desarrollado como ellas querían y también cuando existe una diferencia de tamaño entre las dos mamas o se ha perdido el volumen natural como consecuencia de un embarazo, lactancia o pérdidas bruscas de peso.

En la mayoría de los casos se recurre al uso de implantes mamarios para conseguir este objetivo, pero en algunos pocos esta indicado el aumento mamario con grasa utilizando  la grasa de la propia paciente como material de relleno para restaurar y remodelar, evitando cualquier posible rechazo o incompatibilidad, al tratarse de un material autólogo.

No se trata de una técnica sustitutoria del aumento con prótesis mamarias, puesto que está indicada en pacientes que solo buscan un aumento moderado-ligero o reafirmación de su pecho y que no desean llevar una prótesis. En ocasiones se realiza una técnica combinada para mejorar el contorno mamario, el relleno de los polos superiores o bien evitar la contractura capsular.

Preparación

Se necesita analítica sanguínea, electrocardiograma y radiología.

En las visitas preoperatorias se analiza pormenorizadamente cada paciente en cuanto al volumen, la proyección, la constitución física y la calidad de la piel. Para escoger el tamaño del implante con exactitud y establecer las dimensiones idóneas, se miden la longitud, altura y proyección deseada. También se pueden realizar pruebas de volumen con la paciente, rellenando el sujetador de la talla que se quiere obtener.

Hospitalización

La operación requiere un ingreso hospitalario de 24 horas.

Normalmente se usa anestesia general.

Cirugía

La cirugía consiste en introducir una prótesis mamaria bien por vía periareolar (por el borde inferior de la areola) o por vía submamaria (en el surco de la mama). El implante puede alojarse debajo de la glándula o debajo del músculo pectoral, siendo preferible este último, puesto que queda más natural y protegida por los tejidos propios.

Como resultado de la operación, se puede notar una pérdida temporal de sensibilidad de la zona mamaria que suele ir recuperándose paulatinamente.

Cuando se realiza un aumento con grasa, este debe extraerse mediante una liposucción convencional y tratarla con centrifugación y lavado con suero fisiológico. Esta grasa será introducida en la mama a través de pequeñas incisiones cutáneas, formando una serie de túneles entrecruzados y buscando los planos con mejor vascularización (intramuscular y subcutáneo) para facilitar el prendimiento del injerto. El volumen a introducir no debería ser excesivo para evitar la necrosis grasa.  En la mayoría de ocasiones sólo es necesaria una sesión de tratamiento, aunque en ciertos pacientes se requiere más de una, para conseguir el resultado deseado, sobre todo en aquellos casos en que se precisan grandes volúmenes de tejido graso.

La operación dura alrededor de una hora y cuarto.

Postoperatorio

Se llevará un vendaje compresivo durante 3-4 días que será sustituido por un sujetador deportivo. Este sujetador mantiene la prótesis firme y evita los seromas y hematomas. Suele ser necesario unos 30 días.  Durante la primera semana deben evitarse los esfuerzos con los brazos.

Los puntos de sutura intradérmicos se retiran a los 12 días y entonces se le indica a la paciente que gradualmente inicie su actividad normal.

Transcurrida una semana desde la operación, se recomienda el drenaje linfático manual y al retirar los puntos de sutura, se recomienda el uso de aceite de rosa mosqueta en la cicatriz y protección solar hasta 6-8 meses después de la intervención.

Preguntas más frecuentes sobre la técnica del aumento de mamas o mamoplastia

¿Qué cuidados postoperatorios tengo que seguir?

Se llevará un vendaje compresivo durante 3-4 días que será sustituido por un sujetador deportivo. Este sujetador mantiene la prótesis firme y evita los seromas y hematomas. Suele ser necesario unos 30 días.  Durante la primera semana deben evitarse los esfuerzos con los brazos.

Los puntos de sutura intradérmicos se retiran a los 12 días y entonces se le indica a la paciente que gradualmente inicie su actividad normal.

Transcurrida una semana desde la operación, se recomienda el drenaje linfático manual y al retirar los puntos de sutura, se recomienda el uso de aceite de rosa mosqueta en la cicatriz y protección solar hasta 6-8 meses después de la intervención.

¿Tendré que sustituir las prótesis? ¿Cuándo?

No existe ningún dato con seguridad de que deban ser sustituidas cada cierto tiempo. Las prótesis que se están utilizando actualmente son de muy alta calidad y mucho más resistentes que los modelos de que disponíamos hace años. Los médicos solemos recomendar controles de la evolución de las prótesis cada 10 años mediante mamografía, ecografía o resonancia, y en casos de rotura (un porcentaje muy pequeño) se recomienda el reemplazo de la prótesis.

¿Puede un golpe fuerte dañar las prótesis?

Únicamente en el caso de un accidente muy grave, como por ejemplo un accidente de tráfico.

¿Es posible que explote la prótesis si se viaja en avión?

No.

Tras la mamoplastia, ¿es posible la lactancia materna?

Normalmente sí. La paciente que es sometida a este procedimiento puede dar de mamar en un futuro, salvo casos excepcionales en los que por motivos propios de la mama esto no sea posible.

¿Las mamografías continúan siendo fiables tras someterse a este tipo de intervención?

Sí. Las mamografías son igualmente fiables y no es necesario aumentar su frecuencia. En algún caso es posible que las mamografías necesiten alguna proyección más para cubrir los espacios que podrían tapar las prótesis.

¿Una prótesis mamaria puede originar cáncer?

No, en absoluto. Está demostrado que no hay ningún tipo de relación entre cáncer y las prótesis de mama.

¿Cómo puedo estar segura de qué prótesis se ha implantado?

La normativa del Ministerio de Sanidad y Consumo exige que se entregue un comprobante en el que tienen que estar incluidos los datos del implante colocado -marca, volumen, etc.-, así como los del cirujano.

¿Qué riesgos están asociados a esta intervención?

Como en cualquier intervención quirúrgica, pueden producirse hemorragias, infección, sangrado mayor del habitual o complicaciones relativas a la anestesia.

En cuanto a riesgos específicos, el que más preocupa por su índice de incidencia es la contractura capsular (endurecimiento de la cicatriz que se crea alrededor de la prótesis). Cuando se realiza un implante, el organismo envuelve la prótesis en una capa de tejido. Esta capa, denominada cápsula, en la mayoría de los casos tiene las paredes delgadas y deja espacio suficiente para que la prótesis pueda distenderse, conservando de este modo el tacto blando adecuado. En un pequeño porcentaje de mujeres, la cápsula se hace gruesa, se retrae y comprime la prótesis, provocando su endurecimiento. La contractura capsular puede producirse en uno o ambos pechos.

La contractura puede ocurrir en cualquier momento. Aún no se sabe por qué algunas mujeres la producen y otras no. Si transcurridos seis meses de la intervención no se han manifestado signos de endurecimiento, es más improbable que se produzca.

La incidencia de presentación de esta complicación ronda el 3% según las estadísticas. En el caso de haber padecido contractura capsular, el cirujano deberá explicarle que las probabilidades de repetición ya no son como inicialmente, del 3 %, sino mayores.

¿Puede aumentar esta intervención el riesgo de cáncer de mama?

En ningún modo. Lo que puede observarse es la presencia de calcificaciones grasas que en la radiología pudieran inducir errores de diagnostico, pero en manos de un radiólogo experto no deben plantear ningún problema. Otras veces se pueden notar  quistes oleosos, que son benignos, pero en ocasiones son palpables o pueden requerir una punción para evaluarse.

¿El peso de la prótesis puede provocar la caída del pecho?

No, siempre y cuando el tamaño del implante sea el adecuado para la paciente. Es conveniente que tenga muy en cuenta las recomendaciones de su cirujano a este respecto.

Si quiere mejorar el aspecto de sus mamas o si tiene cualquier consulta en relación con la técnica de la mamoplastia, no dude en concertar una visita sin compromiso o en consultarnos.
Recuerde que le podemos atender en Alicante o Denia.

Empiece a escribir y pulse enter