Slide thumbnail

Cirugía de abdomen

Abdominoplastia

Abdominoplastia Alicante Denia

Cirugía de abdomen. Abdominoplastia o lipoabdominoplastia.

La abdominoplastia es la cirugía para conseguir un  “vientre plano”.

Los mejores candidatos para este tipo de intervención son  personas que presentan acúmulos de grasa en el abdomen junto a una piel flácida que no responden a una dieta o a ejercicio. Está indicada tanto en hombres como en mujeres aunque es particularmente útil en las mujeres que, después de uno o varios  embarazos, tienen distendida y estriada la piel y debilitada la musculatura del abdomen.

Las  mujeres que tengan intención de quedarse embarazadas en el futuro deberían posponer este tipo de cirugía ya que un nuevo embarazo volvería a dilatar la piel y la musculatura.

Preparación

Se necesita analítica sanguínea, electrocardiograma y radiología de tórax.

Hospitalización

Se requiere uno o dos días de ingreso, según los casos.

La operación puede hacerse con anestesia general o epidural.

Cirugía

la lipectomía abdominal es una intervención quirúrgica que consiste en despegar y resecar la piel y la grasa del abdomen mediante una incisión en el pliegue suprapúbico (por encima del pubis), lo que permite que la cicatriz quede perfectamente disimulada por la ropa interior o el bañador. Esta operación permite además la reparación de la pared muscular a fin de conseguir un abdomen plano y, en casos indicados, el estrechamiento de la cintura del paciente. La extensión de la incisión dependerá de la flacidez de la piel y del grado de obesidad de la persona.

Actualmente en el mismo acto quirúrgico solemos realizar una combinación de liposucción y abdominoplastia (lipoabdominoplastia) lo que permite un mejor remodelado de los volúmenes grasos sin necesidad de realizar grandes despegamientos cutáneos y por tanto con mayor seguridad.

La duración de la cirugía de abdomen es de dos o tres horas según el caso.

Postoperatorio

La paciente abandona la clínica con una faja de presión, que deberá llevar durante 1 mes después de la cirugía y con instrucciones médicas para el postoperatorio. Suele sentirse una especie de dolor tipo agujeta intensa durante 4-5 días y luego la mayoría de las pacientes comienzan a realizar sus actividades habituales excepto el deporte de salto y vibración como el aerobic y running.

Recomendamos el drenaje linfático manual desde la primera semana, para ir disminuyendo la inflamación y recuperar la elasticidad de la zona intervenida.

Preguntas más frecuentes sobre la técnica de la abdominoplastia

¿Qué cuidados postoperatorios tengo que seguir?

Tras la intervención se recomienda reposo durante una semana y el uso de una faja alrededor del abdomen durante aproximadamente un mes. El reinicio de las actividades normales es a partir de las dos semanas y el paciente podrá empezar a hacer ejercicio físico paulatinamente a partir del mes.

Al retirar el vendaje, aparecerá un edema postoperatorio que irá disminuyendo progresivamente. Es muy recomendable que desde la primera semana el paciente acuda a realizar drenaje linfático manual 2-3 veces por semana.

Los puntos de sutura se retiran a los 14 días. Por lo general, el resultado definitivo no se observa hasta pasados 3-4 meses. La sensibilidad de la zona operada se recupera poco a poco y tarda entre 6 y 12 meses en restaurarse completamente. La cicatriz residual después de una abdominoplastia queda en todos los casos camuflada por cualquier prenda de ropa interior o de baño.

¿Cuándo se puede tomar el sol, ir a la piscina, al gimnasio o hacer deporte?

Como regla general, después de las operaciones de cirugía estética se recomienda abstenerse de tomar el sol en la cicatriz durante los primeros 6 meses y evitar el ejercicio físico abdominal o el salto durante el primer mes.

¿Qué riesgos están asociados a esta intervención?

En las cirugías con grandes despegamientos cutáneos existen riesgos de necrosis cutáneas y de seromas -acumulaciones de líquido entre la piel y la pared abdominal-, una cicatrización anómala, apariencia antiestética del ombligo y un cambio en la sensibilidad de la piel que podría llegar a persistir de manera permanente.

La tendencia es a evitar cada vez más estos grandes despegamientos y a usar con más frecuencia la liposucción como complemento.

¿Se puede hacer algo para camuflar las cicatrices?

El tipo de cicatriz resultante dependerá de muchos factores, incluido el personal de cada paciente, pero es cierto que en aquellos casos en los que la cicatriz queda muy aparente se puede realizar un retoque con cirugía o láser o bien el paciente puede decidir realizarse un tatuaje artístico sobre la misma.

Si quiere mejorar el aspecto de su abdomen o si tiene cualquier consulta en relación con la técnica de la abdominoplastia, no dude en concertar una visita sin compromiso o en consultarnos.
Recuerde que le podemos atender en Alicante o Denia.

Empiece a escribir y pulse enter